Jardín Botánico de Acapulco, A.C.

"Esther Pliego de Salinas"

Los inicios

El 2 de marzo del 2002, las 32 socias del entonces Primer Club de Jardinería de Acapulco, fundado por Esther Pliego de Salinas y María Garza de Dávila, abrieron al público con motivo del X aniversario del club, lo que en un principio inició como Sendero Botánico y con los años evolucionó a un Jardín Botánico. 

La idea de abrir un sendero fue conservar un espacio representativo de la selva subtropical caducifolia, ya que debido al crecimiento de la mancha urbana estas áreas naturales estaban en riesgo de perderse.

El trabajo voluntario de las socias y el sumar esfuerzos con la Universidad Loyola del Pacífico, para que mediante un convenio de comodato cediera seis hectáreas de su terreno, nos permitió realizar el proyecto del Jardín Botánico de Acapulco.

La belleza del sitio con sus enormes rocas de granito, el estar enclavado entre dos arroyos de temporada y la vegetación propia de la selva permite tener un espacio de gran belleza y biodiversidad para educar y concientizar sobre la importancia de preservar y cuidar estos espacios.

jba-historia-sus-trazos

Ubicación

El Jardín Botánico de Acapulco está situado en la Sierra Madre del Sur que bordea el Puerto de Acapulco en el Estado de Guerrero, México, en una altitud de 200 a 400 metros sobre el nivel del mar.

Está en una zona subtropical, con periodos marcados de lluvia y de temporada de secas.

Sus trazos

Es interesante y “sui-generis” el desarrollo del proyecto, ya que para el trazo inicial, algunas de las socias del club, el esposo de una, el padre de otra y 2 peones con machete en mano recorrieron el terreno, explorando el sitio, serpenteando entre rocas y buscando puntos de interés florístico y paisajístico para  incluirlos dentro del sendero, como: un amate blanco (Ficus insípida) creciendo entre las rocas, un enorme Palo morado (Peltogyne mexicana) que valía la pena hacer notar por estar en la lista de árboles protegidos, un paso estrecho entre grandes rocas, algunos espacios donde se podría descansar, y  un área con menor pendiente, donde años más tarde se construyó el Centro Botánico. 

El Jardín Botánico de Acapulco se ha desarrollado por etapas. Una vez trazado el sendero principal, el procedimiento a seguir fue dejar que las rocas marcaran los linderos para despejar, para luego allí plantar especies de interés ornamental; el área siguiente se removería maleza, pero no se plantaría, y el terreno restante se dejaría con la vegetación nativa. 

Conservar la flora in situ, ha sido siempre una constante en el trabajo realizado, y esto se puede notar porque entre los árboles ya existentes, algunos aún se encuentran en medio de los senderos. 

Cuando un reconocido arquitecto paisajista americano nos visitó y sorprendido exclamo “¿Por qué Sendero? ¡Esto es un jardín botánico!”, fue cuando nos acercamos a la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos y cumpliendo con los requisitos establecidos se establece el Jardín Botánico de Acapulco.

Financiamiento

Con los fondos obtenidos de una cena de gala, cilindros de cemento, vigas de madera y algunas plantas, todo ello donado, se inició al jardín. 

Hoy en día se mantiene y mejora con los donativos de patrocinadores altruistas, con las cuotas de admisión, talleres y cursos, los conciertos anuales y otros eventos que ocasionalmente se hacen.

Participación comunitaria

Desde el 2003 se implementó el programa “Mini naturalistas” y cursos de verano enfocado a niños de primaria. Anualmente se reciben más de 2,000 visitas de escuelas locales y del estado, que además del recorrido incluyen un taller didáctico con temas ambientales.

 Estudiantes universitarios hacen servicio social en el jardín y participan en estudios de flora y fauna.

 Se imparten Cursos de Artesanías, Diseño Floral, Jardinería Básica, Cultivo de Plantas de corte para venderlo como follaje, Diseño de Paisaje y Poda de Árboles, a personas de la Comunidad de Cumbres de Llano Largo, aledaña al jardín y también al público en general.

LOGROS

Se propagan las plantas en peligro de extinción, y se tiene una UMA (Unidad de Manejo Ambiental) del Palo morado y Palo de cera, promoviendo así la biodiversidad; se han identificado la mayor parte de las plantas, y los letreros explicativos educan y añaden interés. 

Se proporciona educación a niños, jóvenes y adultos. Las visitas de estudiantes desde primaria hasta universidad han tenido mucho éxito. El jardín es utilizado por estudiantes de arquitectura, diseño gráfico, fotografía, drama, un grupo de yoga lo utiliza para meditar, y se hacen avistamientos de aves, entre otros.

Se ha convertido en un lugar favorito para sesiones fotográficas de quinceañeras, fotos de generación y novias. 

 

El Jardín Botánico de Acapulco, por el interés y comentarios de turistas nacionales y extranjeros, sobre todo los que vienen en los cruceros, ya es reconocido como un importante destino turístico internacional. 

En el año 2008 fue sede de la XXI Reunión Anual de la Asociación de Jardines Botánicos Mexicanos; ha participado en concursos internacionales con proyectos varios y ha obtenido varios premios.

Con un premio monetario recibido de la Asociación FUNO se construyó una Planta de Tratamiento de aguas negras que bajan de la comunidad vecina Cumbres de Llano Largo, ayudando al saneamiento del agua y al riego del jardín. De la Asociación de Parques de México, en el mes de abril 2021, obtuvo el reconocimiento del “Parque del Mes”.

Desarrollo

Se han incrementado las colecciones de plantas, en la base de datos se ha documentado en la  base de datos el número de ejemplares, se preservan y propagan árboles nativos y en peligro de extinción,  se han abierto más senderos,  hay un mayor número de estanques y cascadas para atraer aves, mariposas y  fauna silvestre. 

Se cuenta con un Centro Botánico con oficinas, aula donde se ofrecen cursos y talleres, sanitarios con uno para discapacitados, tienda y servicio de cafetería.

Entre imponentes rocas y con vistas a la cañada natural se construyó el anfiteatro para 120 personas donde se llevan a cabo conciertos y otros eventos. 

Se celebran durante el año fiestas tradicionales como Día de Muertos, posadas, Día de las Madres, Día del Niño, Día de los Jardines Botánicos, exposiciones y otros.

Y lo más reciente, se construyó un elevador para dar acceso a las personas mayores o con capacidades diferentes y desde su torre de 13 metros se tiene una fabulosa vista panorámica a la bahía de Acapulco.

Arboreto

El arboreto del Jardín Botánico de Acapulco es un espacio ubicado en la parte alta del terreno, dedicado dedicado primordialmente a árboles y otras plantas leñosas que forman una colección de árboles vivos. Al estudio de su desarrollo, su aclimatación, usos y otros, así como para el cuidado y preservación de la flora nativa existente. Se lleva un registro de los ejemplares existentes, los plantados, y los que se dan de baja.

Existe ahí un Sendero Etnobotánico para conocer algunos árboles y plantas que son de uso y aprovechamiento del hombre.

Voluntariado

Debido a lo mucho que ha crecido el Jardín Botánico de Acapulco, A.C., en 2021 se creó un voluntariado profesional.

Es un honor ser voluntario, y este voluntariado está abierto a cualquier persona altruista, interesada en la naturaleza, la preservación de la biodiversidad y el medio ambiente. Ser voluntario atrae a personas con intereses en común, les proporciona un sentimiento de pertenencia en la comunidad, y frecuentemente, en vez de sentirse solos, les brinda también la oportunidad de tener compañía.

Contar con voluntarios nos permite seguir creciendo y realizar labores de conservación y educación, desarrollar más actividades que inciden positivamente en la comunidad y tener a personas como tú, que quieren aportar su tiempo y conocimientos en beneficio de otros. Esto imprime un sello positivo en la institución.

Participar en los trabajos que se realizan en el Jardín Botánico de Acapulco requiere únicamente de voluntad, tú decides dentro de las diversas actividades que tenemos en cuál te gustaría apoyar, te pones en contacto con nosotros y listo. Formarás parte de este grupo altruista que desde marzo del 2002 decidió emprender acciones de cuidado del medio ambiente, educación y mejora a la comunidad.

AFILIACIONES

Asociación Mexicana de Jardines Botánicos A.C. desde el 2003

Botanic Gardens Conservation International (BGCI) desde el 2005

Federación Mexicana de Jardinería Y Arreglo Floral, A.C.

Global Conservation Consortium (de Encinos)

National Garden Clubs, Inc.

Royal Horticultural Society

Asociación Nacional de Parques y Recreación de México

Visión

  • Ofrecer a sus visitantes un jardín de plantas semi-tropicales diferente y atractivo, y que atraiga al turismo;
  • Presentar, cultivar y propagar plantas endémicas, amenazadas, protegidas y en peligro de extinción; así como plantas introducidas de otras partes de México y del mundo;
  • Promover el conocimiento del medio ambiente y, la apreciación y preservación de la naturaleza; 
  • Educar por medio de la identificación adecuada de las plantas, la sustentabilidad y la conservación de ecosistemas; 
  • Involucrar a la niñez, juventud y a la comunidad, en cursos y talleres de educación ambiental.

Misión

Que el Jardín Botánico de Acapulco “Esther Pliego de Salinas”, perdure como un jardín botánico dentro de un espacio natural de gran belleza, incremente las colecciones de plantas, difunda y promueva la importancia de la biodiversidad y el cuidado del medio ambiente; donde el visitante disfrute de paz y tranquilidad y sea un legado de conservación para la comunidad y las generaciones futuras. 

Socias del Primer Club de Jardinería de Acapulco fundadoras del Sendero Botánico

Alcérreca de Turquie Patricia
Andreu de Muñúzuri Patricia
Bárcenas de Martínez María Noelia
Blanquet de Robles Leticia
Blachere de Escalante Maria Virginia
Careága de Bustamente Beatriz
Catalán de Dralí Martha
Durón de Sáldate Evelina
Gallardo de Fernández Irma
Garza de Dávila María
González de Cabrera Araceli

González de Meza Marisol
Guajardo de Patiño Dolores
Gutiérrez de Madrigal Susana
Houston de Martínez Alicia
Jiménez de Burkart Lilia
Jiménez de Mendieta Juanita
López de Malváez Lucero
Navarrete de Gómez María Isabel
Solano Morales María Olga
Mendieta de Alonso Kay
Moss de Mina Alicia

Muñoz de Sampedro Silvia
Muñúzuri de Alcaráz Candelaria
Navarro de Cajigas Soledad
Paredes de Alvarez Imelda
Pérez de Morlett Marcela
Pliego de Salinas Esther
Sampedro de Wences Laura
Sayago del Alcérreca María Elena

Colaborador
Dr. Jorge Blachere